Pablo Jofré Leal

Un lustro ha transcurrido, desde el inicio del despertar islámico, proceso político de levantamiento de algunas sociedades árabes que Occidente denomina, con su terminología de impacto mediático, como Primavera Árabe.

Yulia Fernández Sánchez

¿Se imaginan tener que pagar por respirar? Nos parece descarado e inadmisible, ¿verdad? Sin embargo, es algo que está pasando hoy en día con nuestro derecho a beber agua potable.


Amy Goodman y Denis Moynihan

La semana pasada combatientes del ISIS atacaron una ciudad europea. Detonaron tres bombas en Bruselas que dejaron un saldo de 31 personas fallecidas y 260 heridas. En Estados Unidos, la respuesta fue inmediata, primero con la expresión de solidaridad de la opinión pública y luego, como era de esperar, con una avalancha de pronunciamientos belicosos por parte de la mayoría de los candidatos a la presidencia que siguen en carrera por los principales partidos.

 

Ricardo Salgado*

A lo largo de los años nos ha tocado ser testigos de muchos debates; argumentaciones que siempre buscaban explicarnos porque el socialismo es la mejor opción para nuestros países, y como la revolución es la vía hacia ese horizonte. Paralelamente, conocimos muchas rivalidades intransigentes alrededor de las mismas tesis que nos ofrecían un mundo mejor; antagonismos que prevalecen hasta nuestros días y que no poseen ningún sustento teórico o practico que los justifique.

Gastón Chillier y Ernesto Semán*

Durante su viaje a la Argentina esta semana, es poco probable que el presidente Obama visite a Milagro Sala. Reconocida activista social de la provincia de Jujuy, al noroeste del país, Sala fue detenida en enero a instancias del gobernador, Gerardo Morales, un aliado político del nuevo presidente, Mauricio Macri.

Juan Manuel Karg

En sólo 24 horas, el Poder Judicial de Brasil dejó atrás cualquier muestra de equidistancia previa y se lanzó en una ofensiva brutal contra el gobierno de Dilma Rousseuff y la designación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como Ministro de la Casa Civil. En primer lugar, el juez Moro, que había perdido la causa a raíz de la designación, difundió un audio entre Lula y Dilma, violando la propia Constitución de Brasil, tras lo cual la presidenta anunció que iría a la justicia. Luego, el juez federal Itagiba Catta Preta Neto emitió una cautelar para suspender la juramentación de Lula -con todo lo que ello implica, dando cuenta de que es un ex presidente de doble mandato- en el gabinete de Dilma. Enseguida, los medios internacionales se hicieron eco del perfil público del juez en las redes sociales, plagado de convocatorias a movilizaciones a favor del impeachment a Dilma y con frases como “si ella cae, el dólar cae con ella”.

 

Ricardo Salgado*

El resultado electoral del 21 de febrero en Bolivia, sumado a la derrota del kirchnerismo en Argentina, y la debacle electoral del Gran Polo Patriótico en Venezuela, ha reforzado la pregunta alrededor del final de un ciclo progresista. La derecha aprovecha mediáticamente la coyuntura para validar la tesis de que el mundo no tiene más camino que el canibalismo impuesto por el individualismo total, lo que, a todas luces, se muestra casi apocalíptico para la humanidad.

Liliya Khusainova

En los últimos meses no pasa un día sin que los medios de información o líderes occidentales traten de difamar a Rusia, su economía o sus intentos por lograr paz y estabilidad en las regiones vulnerables del mundo. Pero su ahínco y brío están inicialmente condenados al fracaso. ¿Por qué? La respuesta es simple: Rusia tiene sus secretos.

Pascual Serrano


“El ejercicio de imaginar algo parecido en España con los delitos cometidos en acciones de protesta y movilización contra el gobierno es pura alucinación”, Serrano

 

Emir Sader

Se puede decir que hay dos izquierdas en América Latina y que ambas padecen de crisis, cada una a su manera. Una es la que llegó a los gobiernos, empezó procesos de democratización de las sociedades y de salida del modelo neoliberal y que hoy se enfrenta a dificultades –de distinto orden, desde afuera y desde adentro– para dar continuidad a esos procesos. La otra es la que, aun viviendo en países con continuados gobiernos neoliberales, no logra siquiera constituir fuerzas capaces de ganar elecciones, llegar al gobierno y empezar a superar el neoliberalismo.