Tras un confuso lapso durante el cual parecieron proliferar críticas al gobierno de Cuba por parte de intelectuales europeos y latinoamericanos, 165 de esas personalidades confirmaron que apoyan al presidente cubano, Fidel Castro, en su recrudecida resistencia ante Estados Unidos.